7 de junio de 2014

Capitulo VI El error

Hace tres años atrás, las cosas no venían bien con mi chico. Los altibajos de la relación estaban muy bajos. Por varias razones yo me sentía totalmente olvidada. Nuestra relación era estar en una misma cama espalda con espalda.
Comencé a pensar si era capaz de provocar algo en otra persona. Si alguien se podía fijar en mi. Cuestión que un "conocido" de toda la vida estuvo ahì en ese momento. Me responsabilizo de la situación, ya que en más de 12 años en pareja no era la primera vez que tenia la oportunidad de estar con alguien más, pero si fue la primera vez que decidí hacerlo.
Para hablar de este chico...llamémosle... HDP...cualquier parecido a un insulto es pura coincidencia.
¿Adivinen por donde lo conocí? Si, Internet. Lo "conocí" en la misma época que hable por primera vez con Mi Chico, pero obviamente lo que sentí por mi chico hizo que HDP no pasará a ser mas que un contacto más en mi lista.
Quedo varias años ahí en mi lista, muchos años sin hablarnos, otros hablándonos esporádicamente.
Es así que cuanto mi relación peor estaba, el apareció para decirme lo que necesitaba escuchar. Nuestras charlas nunca fueron muy profundas, nunca tuve mucha química. Pero si hay algo que debo reconocer de él, que sabe demostrar cuando uno es de su interés.
Hablábamos hace más de 12 años. Y soló una vez habíamos cruzado lo virtual para una cena fugaz. Donde no había pasado nada (ambos estábamos en pareja) pero me había confesado que ese día se había quedado con ganas de besarme.. y eso a mi me subía mi tan baja autoestima.
Y comenzamos a planear un encuentro... hubo varios fallidos, por que mi posición ante la infidelidad era firme... doce años de fidelidad... no quería tirarlos por la borda.
Llego la fiesta de fin de año de la empresa, y me ofreció pasarme a buscar... y acepte.
Estaba nerviosa, hacia exactamente doce años que no besaba otros labios que no sean los de mi chico... y la verdad no sabia que hacer...
Me subí al auto, y comenzamos a dar vueltas, dilatando la situación. Los nervios me consumían, pero ya estaba ahí. Ya había decidido seguir. Estaciono en una calle oscuras, y me miro. En ese momento dije, es ahora o nunca... es momento de develar el misterio. Nos comenzamos a besar. No paso nada!!, no mucho mas que algunas caricias, y unos besos, tampoco fue un único encuentro, pero en los tres o cuatro encuentros que tuvimos no pasamos mas que eso.
Cuando beso a mi chico siento algo que no lo he sentido por nadie mas, siempre sus besos son únicos... me encantan y me cautivan... lo malo es la cotidianeidad.
Dicen que nunca hay que arrepentirse de lo que se hace, igualmente este capitulo fue un ERROR.

10 comentarios:

  1. No creo que haya sido un error. No pasó nada más porque no tenía que pasar.
    Tal vez ayudó a que se fortaleciera y continuara esa relación que seguis teniendo.
    Donde sí hay química. Lo cotidiano deber ser algo fastidioso, me imagino. Y vos lo decís.
    Bien escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y... De todo se puede obtener una enseñanza.. Beso :-)

      Eliminar
  2. Internet es un peligro, está lleno de achedepés :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No coincido.. En la vida hay HDP... Lo que pasa algunos de ellos tienen WiFi jajaja
      (Che perdón siento que usurpo mucho tu blog.. Prometo ser menos usurpadora ;-) )

      Eliminar
    2. Mientras que no me usurpes ni plata ni el corazón, está todo bien... Sobra espacio :)

      Eliminar
    3. :) comprendido..

      Eliminar
  3. Leyendo atentamente tu escrito, descubría que el error es una instancia de aprendizaje. Nos guste o no, algo nos deja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, toda la razón. Aunque a veces podríamos aprender del error ajeno, pero bue...

      Eliminar
  4. Bueno, son más bien cosas que pasan. Todos tenemos dudas y a veces nos equivocamos. Y a veces hace falta un tropezón para dar unos pasos hacia delante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es así, lo importante es aprender, aunque a veces sepamos que nos vamos a volver a equivocar...

      Eliminar

Y los que la encuentran, comentan