23 de agosto de 2006

Jugando al Marco Polo seria THE WINNER :S

Cuando era pequeña me gustaba jugar al escondite. Pero siempre debía enfrentar un "pequeño" inconveniente. Cuando encontraba mi escondite "perfecto", ese en el cual podía estar horas sin salir, y en el cual nadie me iría a buscar. Me daba unas ganas irresistibles de ir al “Pipiroom”. Es así que siempre terminaba perdiendo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Y los que la encuentran, comentan