9 de marzo de 2013

Facebook

Cuestión que un día de pronto todos comenzaron a hablar de cosas que pasaban en un lugar en la red. Comenzaron a decirme, "uh te etiquetaron". Cuestión que la intriga mata al gato, y a los ermitaños los mata el facebook. La cosa siguio, poco a poco, los amigos se convirtieron en conocidos. Y las condiciones de "privacida" (ja ja ja) cambiaron. Me encontre viendo fotos, comentarios, etc, no solo de mis amigos, ni de mis conocidos, sino de los conocidos de mis conocidos... demasiado. Bueno, cuestión que por esos errores que uno comete, comence a interesarme por el reiki. Un dia una tal sarasasa reiki pide mi solicitud, y yo vulnerable digo... y bue.. Y hoy dia de la mujer, (bueh.. detallistas casi dos hs despues del dia de la mujer) me encuentro con una publicación que dice "usemos toallitas ecológicas" y yo me digo es hora de cerrar esa página concentradora de tiempo perdido de la gente.

4 comentarios:

  1. Jaja...
    Tendría que haber una especie de greenpeace de la mente, alguna organización que nos alerte de los contenidos "concentradores de nuestro tiempo perdido" (je, me gustó eso).
    Nah, ahora que lo pienso son demasiadas páginas, lugares, programas... sería una tarea faraónica.

    ResponderEliminar
  2. Todo avanza hasta que nos preguntamos...¿hace falta?

    ResponderEliminar
  3. Hola...¿qué tal? Permisoo...

    Jjaj, ¿Al final lo cerraste? Ciertas personas no conocen otro medio de comunicación y, realmente, sienten muy necesario contar (y mostrar) lo que hacen por ese medio. Cuando...justamente, hablar todo el tiempo no es comunicarse.

    ResponderEliminar
  4. Prince: si, pero algunas son productivas, como los blog... a no?... un poco? ni un poco? ok no entro mas.

    USB, si la verdad que esa es la pregunta, o con que necesidad??

    Lunatica, pase pase, mueva un poco las tela araña y sientase comoda. No no... no lo cerre... soy una pecadora conciente.

    ResponderEliminar

Y los que la encuentran, comentan