1 de octubre de 2013

Agobio

Siento que de un tiempo a esta parte, mi vida es un gran agobio, donde todos los elementos que la conforman contribuyen de mayor o menor medida a que el Agobio reine. Siento que todo es una obligación, hasta el sonreír siento que se ha convertido en una gran obligación. El tiempo contribuye a este agobio, los plazos se achican las responsabilidades crecen. Es una opresión fuerte en el pecho. Pasa de ser un dolor psíquico a físico, de ser algo controlable a incontrolable. Ganas de escapar, pero el problema es que de todo y de todos. Ganas de estar sola, de no ver a nadie.

2 comentarios:

  1. Pregunto...¿Por qué hacés lo que hacés entonces si te provoca todo eso? ¿No tendrás miedo de empezar de nuevo, no?

    ResponderEliminar
  2. escuchaste alguna vez que el único animal que tropieza dos veces con una misma piedra es el hombre... bueno la mujer también...
    Puede ser miedo, que el día a día me haga seguir sin pensar y de pronto me inunda todos ese sentimiento de agobio.... no lo se..

    ResponderEliminar

Y los que la encuentran, comentan