1 de febrero de 2014

La metáfora de la Vida.

Viendo a la vida, como un gran océano, turbulento a veces, calmo en otras ocasiones, navegamos por él. En ocasiones tenemos una dirección, en otras, nos dejamos llevar. A veces vamos solos, en otras oportunidades nos acompaña alguien para que el remar por ese océano sea más placentero, o así al menos debería ser. Ahora bien. Cuando dejamos que esa persona nos acompañe inevitablemente la embarcación se pone un poco más pesada, y esto no sería problema, ya que con la ayuda extra para remar sería mucho más fácil para ambos juntos que por separado. El problema es cuando estando en una misma embarcación decidimos ir para diferentes lado. O uno quiere dejarse llevar por la corriente, y el otro quiere remar para algún sitio. Muchas veces ocurre que alguno de los dos decide dejar de remar, y el que queda remando solo puede hacerlo en círculos, cansándose sin avanzar. A veces el barco se llena de personas, y esto aún se complica más. Últimamente, siento que todos los que me acompañan deberían decidir que quieren hacer, yo por lo pronto voy a dejar de remar.

13 comentarios:

  1. No descartes usar el remo para otros fines... te dejo dos opciones: 1) salpicar al otro 2) partirle la cabeza

    ResponderEliminar
  2. nsnc20:48

    Principe... dejo de remar... las otras dos opciones que me recomendas ya lo intende :)

    ResponderEliminar
  3. Desde el momento en que consideras, que la persona que te acompaña, hace el bote más pesado...

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo total, sé de qué se trata. Yo te diría que no dejes de remar, y que quienes te quieran acompañar remando genial, quienes no, no te sirven ahora mismo...
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. elanonimosoy, es que no es malo, en momentos de tormenta se agradece que este mas pesado. Asi esta mas estable... conserva el equilibrio .. el otro te ayuda. Depende quien sea tu marinero acompañante claro. Por que esta que en una tormenta se puede poner a saltar de un lado.. hay dè todo.

    Eva, sabes lo que pasa... una vez en la vida.. q necesito q remen por mi.. siempre la reme.. pero ahora quiero ver si lo que estan en el barco se avivan, sino seran lanzados por la borda..

    ResponderEliminar
  6. Ningún mar en calma hizo experto a un marinero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mares complicados han hecho marineros felices?... habrá que encontrar el equilibrio entre ser experto y feliz :)

      Eliminar
    2. No. Sólo expertos (nunca se mencionó,la felicidad)

      Eliminar
  7. Tan cierto, me encantó la manera en que describiste este camino tan largo que es la vida. Largo y lleno de incertidumbre. Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperamos llegar a buen puerto :)

      Eliminar
  8. yo navego a la deriva desde hace un par de meses..... y no se como llegaré a puerto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces dejarse llevar por la marea esta bueno...quizas es el mix entre dejarse llevar y estar atento si hay algun puerto cerca para atrancar

      Eliminar

Y los que la encuentran, comentan