21 de junio de 2014

Te propongo.

Te propongo un juego. Un juego que tiene las reglas claras desde el comienzo. No cambiarán según conveniencia de los participantes, no se adaptara al devenir del tiempo.
Te propongo que comencemos de a poco, con lo básico. Que construyamos entre los dos un mundo. Los dos aportemos los aromas y colores, los dos destinaremos tiempo a crear las formas y sabores.
Pronto sin pensarlo ese mundo cobrará vida en nosotros. El limite es el cielo, la imaginación la materia prima.
Construyamos de a dos ese mundo, te invito a compartirlo conmigo.
La regla es que luego no lo destruyamos, que no lo abandonemos. Te pido que solo aceptes jugar si estas dispuesto a respetar las reglas.

15 comentarios:

  1. Perdón :p
    https://www.youtube.com/watch?v=V28gOaoC5bY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaa no se si te pueda perdonar

      Eliminar
    2. Tenés la obligación de perdonarme...
      Mi segundo nombre es Roberto (Daniel Roberto) en "honor" a ese tipo...
      Yo ya la perdoné a mi vieja, vos también tenés que perdonarme. Jajaja!

      Eliminar
  2. Jajajajajaja ok sólo te perdonó por eso... :)

    ResponderEliminar
  3. pues me parece muy justo.... es muy tedioso construir para luego destruir.... un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me quedo un trauma.. Con ni hermana jugábamos a armar casa de muñecas con lo que había en casa peRo luego había que desarmarla.. Un bajon

      Eliminar
  4. Disiento en algo. Luego de haber estado casada 20 años (y aunque esté separada hace bastante) puedo decirte que a lo largo de una convivencia larga las reglas cambian. Puede que algunas se mantengan pero los pactos de pareja cambian a lo largo de los años. Si todo fuera tan rígido no sobrevivís ni al primer mes. Creo que las reglas (qué fea palabra para las emociones "reglas") deben ir adaptándose en el tiempo. A eso puede llamarse construir un mundo, en todo caso. No somos los mismos en el comienzo, que durante o después de los hijos, en fin... , en todo caso las reglas hay que pactar todos los días, respetarse, cuidarse uno al otro no más que eso y cuando no se pueda ser leal, solidario con el otro, respetuoso con el otro tener la honestidad de no seguir jugando el juego. Porque por no dejar de jugar no vaya a zser que terminen los dos conviviendo como unos infelices por la paja que da arrancar de nuevo, no??? veo mucha pareja así, estancado en la costumbre de los años.En fin, me gustan tus textos , No Saber, me encanta este blog que nos invita a una charla, a reflexionar, casi que te paso un mate amargo que estoy tomando!
    Baci

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uuuh No Sabe tipeo dormidísima jaaa perdómmm

      Eliminar
    2. Si la gente cambia, y por ende las relaciones también. Pero la regla es que no se destruya... Modificaciones se aceptan jaja
      Es verdad, es fundamental que no quede uno sólo en un mundo..porque queda atrapado difícil de salir, pasame un un amargo, saco los bizcochitos

      Eliminar
  5. Yo quiero con esos cosos en el medio que traia el Ludo... apretabas una semiesfera de plastico trasparente y un dado saltaba dentro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustaba el juego de la vida.. Iba acumulando hijos y deudas jajaja

      Eliminar
  6. Ummm,, es fácil poner reglas pero luego se hace díficil cumplirlas, supongo que porque con el tiempo, todo cambia, hasta las reglas, a veces hay que saber ser flexible.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhhh es tan difícil... Quizás pensaba que era más fácil.. Veré de flexibilizarme entonces

      Eliminar
  7. Las reglas, si el juego dura mucho tiempo, hay que modificarlas siempre. Lo bueno sería que fuese con el consentimiento mutuo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, y que nunca sea para destruir. Si para construir

      Eliminar

Y los que la encuentran, comentan