11 de septiembre de 2005

"El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona." Aristóteles


Si hay algo que no soporto, son esas personas que se creen dueñas de la verdad. No hay una sola verdad, no hay una sola opinión validad; por mi, cada uno puede opinar lo que quiera. No me voy a morir si no concuerdan conmigo, no hace falta captar súbditos para sentir que mi opinión tiene mayor validez.
Odio a esas personas que se creen que por leer dos apuntes locos, o por leer mucho (no importa en si) sienten que pueden disminuirte.
Una persona que necesita disminuir a otra, muestra un claro signo de inferioridad.
Y no necesito, fundar mi opinión según tal o cual autor. Por que soy un ser pensante que puede hacer uso (Y si, y abuso por que no…) de su capacidad intelectual.
Así, que a partir de hoy, decido no debatir más con aquellas personas que:

* no son capaces de enfrentar una opinión, sin disminuirla
* utilizan sus títulos para callar al resto de las personas.
* se creen dueñas de la verdad
En una palabra, con personas PREPOTENTES.

Así, dichas personas no va a crecer intelectualmente, y se va a quedar estancada en su “conocimiento”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Y los que la encuentran, comentan