23 de agosto de 2005

“¡Me gusta la lluvia!”

Venia diciendo esto, defendiendo mi opinión fervientemente ante cualquier ser que opinara lo contrario, hasta que me vi lejos de casa con el agua hasta la rodilla muerta de frió.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Y los que la encuentran, comentan