16 de mayo de 2014

Capitulo IV Despertar

¿En dónde nos quedamos?... Claro la "ñiña" se había conservado un montón de años para el beso "ideal", y resulto ser todo un fiasco...
Así que cambio un poco su postura, y comenzó a abrirse a las posibilidades que antes se negaba.
Comenzaba la época de internet.. vio como es esto. Y en un acto de locura extrema, luego de un examen de ingles, se encontró con Nicolás, alias el cabezón.
La situación a la distancia es graciosa, el roquerito de Matadero, ella la niña de Almagro, se encontraron en abasto. El encuentro fue normal, una charla superficial.
El chico no avanzaba, y ella obviamente pensó lo que piensa siempre. No le guste.
La acompaña hasta la parada de colectivo, viene el colectivo, y ahí justo para despedirse el chico le quiere dar un beso, a lo que ella lo esquiva de la forma mas airosa posible. Claro!!, sino lo esperaba!!, quien se le ocurre estar toda la tarde juntos, y tirarle un beso cuando se estaban yendo?. A quién?. Al cabezón.
Vuelve a su casa, se encuentra nuevamente por chat con el susodicho. Y el susodicho, le pregunta por que lo esquivo, ella le dice que era por que no se lo esperaba. El le propone verse de nuevo.
Se encuentran nuevamente, proceden de nuevo a la misma charla. A la misma "distancia", ella en un acto total que la caracteriza le tira el café encima del pantalón blanco de el. Luego de eso, y por las distancias que nuevamente veia, quiere ella irse, olvidarse del cabezón, de su indecisión y del mundo.
Se levantan, van nuevamente caminando hasta el abasto, el compra unas pastillas de miel. Y en la puerta del Subte Carlos Gardel, justo antes de despedirse, le da su tan esperado segundo beso.
El nuevo sabor en su boca, hace que el mundo gire, la miel, la espera hicieron una combinación perfecta.
No se volvieron a ver jamás, perdieron el rastro, obviamente seguimos con que la niña no lograba despertar un genuino interés por nadie. Si esto fuese un libro, sin duda ese seria el titulo: Como transcurrir la vida sin que nadie demuestre un interés genuino por Perdida en el Espacio.

13 comentarios:

  1. jajaja me mato el nombre del libro!!!! muy bueno!

    ResponderEliminar
  2. bueno, pero es solo el comienzo del libro che! pongamos unas fichas por el próximo ja...

    ResponderEliminar
  3. (che y los links de los blogs que seguís? dale, no seas fiacaaa)...

    ResponderEliminar
  4. No me digas que eran los tiempos del "za-be-ca" de Banfield (aka Duhalde)! Estaba de moda ser cabezón,
    Él te tira un beso, vos le tirás café! Jaja.
    Como sea hiciste bien en dejarlo ir. No se puede llegar muy lejos con alguien que anda comprando pastillas de miel teniendo el pantalón blanco manchado de café.

    ResponderEliminar
  5. Sos o te Haces: Gracias :)

    JLO: jaja mejor no pongas muchas fichas que me pa que las va a perder, (deme tiempo, después de casi 10 años de blog legre cambiar la letra al mismo, voy de a poco!!)

    Principito, esta tan feliz por Banfield que todo le recuerda al equipo de sus sueños :P... Pobre... le debi pagar la tintoreria

    ResponderEliminar
  6. Jajaja. El texto es muy divertido. Aunque la niña debería entender que si el interés genuino no surge no significa que uno no lo haya logrado despertar.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Guille, no? o sea a que se debe entonces?. Yo estoy convencida que tiene que ver con eso... si no logramos despertar en el otro interés genuino al de responsabilidad tenemos, seria mejor volcar el cargo de la culpa en el otro :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, simplemente es que se da o no se da. Hay afinidad o no la hay. No sirve de nada culparse de eso. Al contrario, es perjudicial: uno agarra la fusta y se da y se da, jajaja. ¡Y ojo que lo digo por experiencia propia! Jajaja.

      Eliminar
    2. Y si puede ser, pero uno en un momento que hay una seguidilla de situaciones así dice la puta que ocurre... y la verdad es que estas en los cierto que no gana nada uno con culparse...

      Eliminar
    3. O tal vez estás eligiendo mal. También puede ser eso, ¿no te parece?

      Eliminar
    4. Puede ser, pero ahí comenzamos con lo primero. Quizás el problema no es quien elijo, sino que nadie me elige, pufff perdón lo se... tengo que comenzar terapia... terapia intensiva :P jaja

      Eliminar
  8. Este chico se tenía que pasar a nafta. Ya se sabe que gana el que encara con decisión y no te hace pensar. Si pensás............. te tomás el bondi claro! jaa
    Qué ternurita este post.
    Ahí me voy al otro , ya vuelvo

    ResponderEliminar
  9. Claro!! medio tontuelo... siempre esperaba al final para avanzar... pero bue... fue un buen beso :)

    ResponderEliminar

Y los que la encuentran, comentan